Terminando Con El Aborto en los Estados Unidos de América.

Te alabaré, porque asombrosa y maravillosamente he sido hecho; maravillosas son tus obras, y mi alma lo sabe bien.
Salmo 139:14 – KJV

Apocalipsis Actual

En 1967 las leyes americanas empezaron a ser despenalizadas y en 1973 el aborto fue legalizado con la decisión jurídica de Roe vs. Wade. Desde entonces las personas que aman y respetan a los inocentes e indefensos nonatos, han estado luchando en contra de dicha ley. Este folleto detalla los hechos principales de esta guerra, la cual, hasta la fecha, ha cobrado – más de 60 millones de víctimas.

En este análisis, se definen la vida humana y su enemigo el aborto; también se resume la situación actual del aborto en Estados Unidos de America. El principal baluarte de la defensa en contra del aborto es el movimiento pro-vida, este es cuidadosamente evaluado. La iglesia Cristiana (compuesta de distintas denominaciones) es evaluada como contingente potencial. Se presenta la labor de uno de los oponentes de más duración, Crusade for Life, Inc. (Cruzada por la Vida). Después se visualizan la batalla total y el final de la guerra para derrotar completamente el aborto en Estados Unidos.

El Comienzo de la Vida

La ciencia de la biología nos dice que cada vida humana es individual, única e irrepetible y que comienza en el momento de la fertilización o concepción. Este es el momento en que el esperma paterno – célula del cuerpo del padre – se une al ovulo materno – célula del cuerpo de la madre. El resultado es una célula completamente nueva que contiene materia genética del padre y de la madre pero que es un ser humano diferente y con su propio ADN. En ese estado la célula es microscópica pero contiene el potencial biológico completo, para desarrollarse y convertirse en un nuevo ser humano adulto.

La fertilización se lleva a cabo en la trompa de Falopio de la madre. A partir de ese momento la célula comienza inmediatamente a dividirse y desciende de la trompa hacia el útero maternal. Es ahí en donde el pre-embrión se implanta en el tejido uterino. Después el ser humano sigue sucesivamente por las etapas de pre-embrión, embrión y feto. El útero materno es el hogar temporal del nuevo ser humano y después de aproximadamente 38 semanas de desarrollo, el nonato emerge como un bebé recién nacido.

¿Qué es el aborto?

El aborto es la matanza deliberada de un ser humano, no nacido, en cualquier etapa de desarrollo. El método de destrucción, usualmente es por medio de la cirugía o de algún procedimiento químico. La matanza de embriones humanos, por cualquier procedimiento, medio, o razón es el aborto provocado.

Esto incluye a los embriones destruidos durante procedimientos de fertilización en vitro. Aun mas, el matar un ovulo fertilizado por medio de drogas abortivas, pastillas del siguiente día conocidas como el Plan- B, y algunas pastillas anticonceptivas constituyen un aborto. También es considerado un aborto el prevenir la implantación del pre-embrión por medio de algún dispositivo que ha sido introducido en el útero.

La razón usual para tener un aborto es la de terminar con un embarazo no deseado. La legalidad y disponibilidad juegan un papel importante en la decisión de obtener un aborto. Existen innumerables razones dadas para obtenerlo, pero se resumen en que la inconveniencia del embarazo es más importante que la vida del bebé no nacido.

Procedimientos Abortivos

Para abortar a bebés de hasta 13 semanas de gestación el procedimiento usual es el de la succión y aspiración. La succión o aspiración se produce por medio de una máquina semejante a una aspiradora para el hogar, pero con mucha más fuerza de absorción. La máquina de succión es conectada por un tubo flexible a otro tubo llamado cureta. El abortista introduce la cureta dentro del útero maternal y prende la aspiradora. La fuerza de la succión destroza en pedazos al bebé y los pedazos sangrientos son atraídos a una pantalla dentro de la máquina de succión. Esto se hace para estar seguro que todos los pedazos del bebé han sido extraídos. El método de succión o aspiración es el utilizado en la gran mayoría de los abortos quirúrgicos.

Durante los inicios de la gestación otro tipo de aborto se hace químicamente; por medio de la droga llamada RU486. Esta droga es usualmente tolerada por el cuerpo de la mujer. Después que la droga ha estado presente el suficiente tiempo en el sistema sanguíneo de la mujer, el bebé muere. En seguida se utiliza otra droga que induce contracciones en el útero maternal causando que el bebé muerto sea expulsado. Este tipo de aborto no tiene que llevarse a cabo dentro de una clínica. La mujer puede provocárselo en casa, y desechar por sí misma al bebé muerto. Supuestamente, el aborto por medio de RU486 es más barato que el de la succión y aspiración. Para bebés mayores de 13 semanas el aborto denominado Dilatación y Evacuación es usualmente utilizado, o también se practica la cesárea. En estos casos, el bebé nace vivo, lo ahogan o lo dejan morir, o comercian con sus órganos.

Inicialmente se dilata ampliamente el cuello del útero de la mujer. Después el abortista introduce dentro del útero una pinza dentada y alcanza al bebé. Usualmente toma una pierna o brazo, desgarra el cuerpecito y lo extrae del útero en pedazos. El abortista continúa este proceso hasta que lo único que queda dentro del útero es la cabecita del bebé, siendo la parte mayor del cuerpo. Esta es aplastada con un instrumento especial y extraída. En tiempos pasados, el cuerpo destrozado era tirado en la basura pero en la actualidad es incinerado.

Bíblicamente, el aborto es un asesinato. Entre las varias referencias bíblicas, que mencionan al bebé no nacido se encuentran el Salmo 139 – el cual trata del desarrollo del bebé en el vientre materno.- En ese contexto el salmista David, se refiere a sí mismo, personalmente, dentro del vientre de su madre. Aclara que el ser no nacido es una persona viviente y en crecimiento. Una de las principales razones por las que el Señor guio a Nabuconozor a destruir Jerusalén fue debido al frecuente derrame de sangre inocente. Proverbios 24, versículos 11 y 12 indican; Si dejares de librar los que son tomados para la muerte, y los que son llevados al degolladero; si dijeres: Ciertamente no lo supimos. Esto deja en claro que es nuestro deber Cristiano, el proteger la vida no nacida.

El Aborto en América

Durante el Periodo Colonial de los siglos 17 y 18 en Estados Unidos de América, había pocos abortos. La ética Cristiana era altamente respetada. Durante el siglo 19, los procedimientos quirúrgicos eran más comunes y a pesar de que el aborto era peligroso, se practicaba. Sin embargo la profesión médica del siglo 19 se oponía y legisló para prohibirlo. Para 1867 cada estado de la unión tenía alguna ley que lo prohibía. Esta prohibición legal prevaleció hasta 1967, un período de 100 años. Sin embargo la década de 1960 fue una era de mucha rebelión en Estados Unidos de América; sobre todo a nivel colegial y universitario. Estalló la revolución sexual y resultaron muchos embarazos no deseados. En 1967 varios estados liberalizaron sus leyes sobre el aborto y el aborto empezó a realizarse. Una demanda legal fue entablada en el estado de Texas, en donde el aborto aún era ilegal. Se le negó el aborto a una mujer embarazada y el caso fue apelado ante el Tribunal Supremo de Estados Unidos de América. El 22 de enero de 1973 el tribunal dictó la decisión de Roe vs. Wade, legalizando el aborto en todos los estados. Los abortos se empezaron a incrementar alcanzando más de un millón al año

El Poder de Roe y Doe

La decisión Roe vs Wade divide el período de gestación humana en tres trimestres de 13 semanas cada uno. En el primer trimestre ninguna ley que prohíba a una mujer obtener un aborto, podrá ser aprobada. En el segundo trimestre leyes que controlen el método de ciertos tipos de aborto pueden ser aprobadas, pero ninguna ley podrá restringir el aborto. En el tercer trimestre, una ley que prohíba el aborto puede ser aprobada, siempre y que esto no afecte la salud de la mujer.

Para aclarar el significado de salud, el tribunal la definió de una manera muy liberal. En efecto, el aborto se legalizó durante los 9 meses de embarazo. Sin ningún requerimiento, solo se necesita que el procedimiento sea pedido. La decisión judicial se otorgó el mismo día, (22 de enero de 1973), en los casos jurídicos, Doe vs. Bolton, y Roe vs. Wade. Con un promedio de 1.5 millones de abortos al año en Estados Unidos de América, el total cumulativo equivale a un quinto de la población total de los Estados Unidos de Americana, y sigue el conteo.

El Estilo de Vida de Estados Unidos de América

En el actual siglo 21, el aborto está afectando todos los campos de la sociedad y de la vida de las mujeres, muy especialmente, dentro de la cultura Estadounidense de Americana. Antes de que el aborto fuera disponible y legal, las mujeres estaban menos dispuestas a sostener relaciones sexuales sin estar casadas. Tampoco deseaban divorciarse. Mientras el embarazo progresa la mujer puede tener dificultades financieras pero en el pasado, el tener un esposo que la respaldase económicamente era parte importante de su estabilidad y seguridad. En la actualidad, el aborto ofrece un escape del embarazo que no se desea. Como consecuencia de este escape, el divorcio se ha vuelto muchísimo más frecuente (omnipresente). Más aun, la cohabitación se ha vuelto extremadamente común y muchos bebés son concebidos fuera del matrimonio. Las parejas adolescentes son libres de experimentar con el sexo, y si una jovencita resulta embarazada, puede obtener un aborto con mucha facilidad. En su totalidad, el efecto de este declive moral ha sido devastador. Para las mujeres en los Estados Unidos de América, que están en edad de tener hijos, una de cada tres, ha tenido uno o más abortos. El aborto ha impactado seriamente la economía Norte-americana. El tener menos obreros reduce el producto interno bruto. La edad media de la población está incrementando y como resultado hay más personas cobrando ingresos del seguro social y menos personas pagando al fondo del seguro social.

Los impuestos también decaen, y son insuficientes para sostener programas gubernamentales. Esto a su vez produce un déficit gubernamental, y por consecuencia, crea una agobiante deuda nacional. En la actualidad es de 17 trillones de dólares. La única respuesta práctica a la disminución de la población es la inmigración. Esto lleva a una cadena de problemas difíciles.

El Aborto y la Profesión Médica

En el siglo 19 la práctica de la medicina era una verdadera profesión. Otorgaba al médico un sustento y se basaba en la confianza moral que los pacientes depositaban en el profesional. Cuando un estudiante se graduaba de la escuela de medicina, era costumbre firmar una versión del Juramento Hipocrático. El juramento expresaba altos valores y enumeraba prácticas poco éticas, tales como el aborto y la eutanasia. El propósito fundamental del médico era el de sanar y de no hacer daño a la humanidad. En el siglo 20 el aborto es aceptado dentro de la práctica de la medicina., es muy seguro que a todos los doctores se les enseñe como cometer un aborto. En la actualidad, el Colegio Americano de Obstetricia y Ginecología, ACOG, promueve procedimientos avanzados de aborto. El hecho de que cada aborto mata a un ser humano inocente no se considera pertinente. El aborto es legal y considerado como el derecho natural de una mujer a manejar su cuerpo y elegir libremente. Relativamente, pocos doctores se especializan en el aborto, pero en general no se oponen a esta práctica.

El movimiento Pro-vida

El movimiento Pro-vida es una red extensa de individuos, grupos y organizaciones que luchan para salvar a los nonatos de Estados Unidos de América. Algunas de estas entidades enfrentan el aborto directamente, frente a las clínicas especializadas en realizarlos. Otros prestan ayuda a la mujer embarazada para que ella pueda seguir adelante con el embarazo. Ciertos grupos se dedican a instruir a hombres, mujeres y jóvenes sobre los detalles y los peligros de los distintos procedimientos de abortos. Otros se dedican a la promulgación de leyes que controlan los abortos, incluyendo a nuestros especialistas informativos que producen y distribuyen material y literatura Pro-vida, tales como folletos, videos y películas. Una organización grande tiene filiales en todos los estados de la unión.

El propósito del movimiento Pro-vida es restaurar ciertos principios fundamentales en los Estados Unidos de América: como el derecho invaluable alienable a la vida, propuesto en la Declaración de la Independencia. Otra es la de otorgar a los nonatos disposiciones constitucionales que los protejan. Por último, el movimiento Pro-vida desea reafirmar la verdad científica de que cada vida humana e individual comienza en la fecundación.

La Ayuda Durante el Embarazo

En los Estados Unidos de América existen miles de centros de salud que ofrecen ayuda durante el embarazo. Algunos centros son clínicas médicas, debido a que utilizan equipos de ultrasonido para visualizar el feto. Por desgracia, no se requiere que las mujeres asistan a un centro médico cuando se encuentran con un embarazo no deseado. Si una mujer cree estar embarazada podrá ir a la farmacia local, obtener un estuche de prueba del embarazo y ella misma hacerse la prueba. Si la prueba es positiva, puede asistir a un centro de salud o a una clínica de aborto, durante el embarazo. La desagradable realidad es que la mayoría de las mujeres que se encuentran con un embarazo no deseado, asisten a las clínicas de aborto. Como el aborto es legal, muchas personas piensan que es también moral.

En la clínica de aborto una mujer embarazada puede encontrarse a alguno de los consejeros Pro-vida. Estos consejeros son activistas Pro-vida y se encuentran en las aceras, fuera de la clínica, tratan de convencer a la mujer embarazada de que no aborte a su bebé. Lamentablemente muy pocas mujeres cambian de opinión e incluso pocas desean hablar con un consejero.

Los centros de salud del embarazo y los consejeros son esenciales; sin embargo sólo un pequeño porcentaje de los niños no nacidos son salvados del aborto. En la mayoría de las grandes zonas urbanas existen refugios para mujeres y hogares de maternidad. Ellos tienen la posibilidad de brindar ayuda a las madres y a sus bebés. Pero algunas de estas instalaciones son muy pequeñas en relación a las necesidades existentes. Además, es muy posible que las mujeres con embarazos no deseados no deseen ir a una casa de maternidad. Es claro que lo que se necesitan son medios eficaces para tratar el tema del embarazo antes de que ocurra un embarazo no deseado.

La Prevención de los Embarazos No Deseados

El tema del embarazo no deseado se puede abordar desde los aspectos moral y psicológico. En los Estados Unidos las mujeres de edad fértil viven diversos estilos de vida. Algunas son cristianas que asisten a la iglesia, mientras que otras son mujeres que viven una vida completamente secular. Estadísticamente ambos grupos tienen la misma tasa de aborto.

Para los cristianos que asisten a la iglesia, abordar el tema del aborto desde una perspectiva bíblica puede ser eficaz. Mucho depende de la manera en la cual la iglesia trata el tema. Sin embargo, ambos grupos de mujeres pueden responder, aceptando la crueldad inhumana y a la brutalidad del aborto. Esta es una cuestión de compasión. El enfoque psicológico para controlar el embarazo no deseado tiene un gran valor en todos aspectos. Los factores psicológicos se proponen mostrar la realidad de lo que es verdaderamente el aborto, lo que ocurre al niño y lo que ocurre a los padres. Algunas organizaciones Pro-vida ofrecen asistencia educativa a través de conferencias y seminarios. Otras ofrecen películas, videos, libros, artículos y folletos. Estas herramientas de comunicación son ideales para utilizarse en iglesias y lugares públicos. Otros factores son la existencia de materiales gráficos y películas que al mostrar a la mujer; disminuyen la probabilidad de que opte en abortar.

La Iglesia Cristiana y el Aborto

Basado en el análisis anterior, es evidente que la iglesia cristiana, bíblicamente orientada debería de ser un baluarte de resistencia en contra de la práctica del aborto en Estados Unidos de América. Siendo este el caso, ¿por qué se sigue ejecutando el aborto de manera desaforada en la nación? Para responder a esta pregunta es esencial examinar a la iglesia Cristiana en Estados Unidos de América durante los siglos 20 y 21.

A principios del siglo 20 aproximadamente el 90% de la población estadounidense estaba afiliada con alguna denominación cristiana. En la actualidad, del total de la población, el 47% es protestante, el 21% es Católica Romana, y el 1% es ortodoxo. Todos las diversos tipos de iglesias restantes, suman 1% del total. El 30 % restante de la población no está afiliada a ninguna iglesia. En los últimos 100 años este grupo que no tiene ninguna afiliación casi se ha triplicado y crece constantemente.

La posición oficial de la Iglesia Católica Romana sobre el aborto no ha cambiado. Durante milenios la Iglesia Católica se ha mantenido consistentemente en contra del aborto. Hoy la Iglesia habla en contra del aborto, y coopera con los que tratan de acabar con el aborto. Sin embargo, en la era actual no todas las personas afiliadas a la Iglesia Católica son católicos practicantes. Es decir, que no siguen el reglamento. Muchos usan la anticoncepción artificial y un número significativo de mujeres católicas han tenido abortos.

Las iglesias protestantes en el siglo 20 eran o conservadoras o liberales. Las denominaciones liberales tales como la Presbiteriana Unida, la Metodista Unida, y la Episcopal han tendido a ser permisivas en cuestiones del aborto y otros temas sociales. Por el contrario, las iglesias conservadoras estaban en contra de la permisividad moral. En la mitad del siglo 20 la popularidad de figuras evangelistas e independientes, como Billy Graham, indujeron a muchas iglesias conservadoras a centrarse en la evangelización. En la actualidad, prácticamente todas estas iglesias se han convertido en iglesias evangélicas. Al hacerlo, asumieron una posición teológica conocida como pietismo.

¿Cuál es el Pietismo?

Pietismo es un movimiento teológico que se remonta al siglo 17. Hoy el pietismo se entiende como la división de la realidad, en dos componentes, el componente espiritual y el secular. El Evangelicalismo considera que su dominio es el componente espiritual, mientras que el componente secular es dominio de la sociedad. La iglesia evangélica considera que su deber es el de dirigir a la gente hacia Jesucristo, por medio de la adoración, la oración, el crecimiento personal, y la convivencia cristiana. La iglesia evangélica no se considera responsable del orden social. Se considera ser ferroviario de la sociedad, y que el cambio se llevan a cabo o a través de la economía, el derecho, y el gobierno.

Las iglesias evangélicas se consideran en parte responsables de alimentar, vestir y proteger a los necesitados, así como visitar a los enfermos. La actividad misionera también se encuentra dentro de su campo, pero no es necesario que en general, desde el púlpito se hable sobre las condiciones humanas.

Temas como el aborto, el divorcio, la cohabitación, la sexualidad adolescente, la eutanasia, y las relaciones homosexuales tienen un estado secular. Las iglesias evangélicas están en contra del mal pero lo consideran parte del mundo caído. Como resultado, el púlpito se limita a la confesión cristiana y al crecimiento espiritual personal. Por lo tanto, existe el silencio dentro del Evangelicalismo con respecto al tema del aborto.

La Moral de los Estados Unidos

Como resultado del pietismo proveniente del evangelismo, la iglesia no está formulando la moral del país. Definitivamente, Jesús espera que su iglesia establezca los valores morales de la sociedad. Se supone que las puertas del infierno no prevalecerán contra la iglesia de Cristo. Pero en la actualidad, en los Estados Unidos de América las principales fuerzas morales son los colegios y universidades seculares, la industria del entretenimiento, la prensa, los medios de comunicación, y la Corte Suprema de Estados Unidos de América. Para hacer frente a estas fuerzas, es necesario rechazar por completo el pietismo.

La verdadera posición bíblica es que toda realidad es de naturaleza espiritual. Sólo existe un dominio no dos. Toda la existencia se deriva de poderes creativos, únicos de Dios, y toda la vida humana debe ser tratada como corresponde. En el evangelio de Mateo capítulo 28, versículos 18, 19 y 20, el Jesús resucitado da las últimas instrucciones a sus apóstoles. Ellos deberán hacer discípulos de todas las naciones y enseñarles todo lo que Jesús mandó.

Las instrucciones de Jesús son la fuente auténtica de la autoridad moral que está en manos de los sacerdotes y pastores de la actualidad. Los sacerdotes y pastores de Estados Unidos de América deben enseñar con valentía sobre el pecado (y el arrepentimiento), e instar a sus feligreses a no alejarse de Él. Si los púlpitos ignoran este deber esencial, toda la sociedad se sumerge en el pecado. Y esto es exactamente en donde se encuentra hoy la sociedad.

El mayor teólogo y filósofo cristiano del siglo 20, el Dr. Francis Schaeffer, estaba muy preocupado por los efectos del pietismo dentro de la iglesia evangélica. Él explica dichas preocupaciones en sus libros, Un Manifiesto Cristiano, 1981, y El Gran Desastre Evangélico, 1983. Ambos libros son altamente recomendables para un entendimiento sobre la base espiritual del movimiento Pro-vida en los Estados Unidos de América.

Se Introduce Crusade for Life – Cruzada por la Vida

Desde 1970 Crusade for Life – Cruzada por la Vida, uno de los ministerios Pro-vida más antiguos de Estados Unidos de América, ha sido parte del movimiento Pro-vida de la nación. Es una sociedad anónima no lucrativa, caritativa y exenta de impuestos. Esta organización cristiana y conservadora ha contribuido en varias maneras al avance de la causa pro-vida en toda la nación. El objetivo básico de Crusade for Life, es que todos los estadounidenses entiendan lo que es el aborto, cómo se introdujo a la sociedad, lo que ha ocasionado al país, y cómo puede ser eliminado para siempre.

Credenciales de Crusade for Life.

Crusade for life, Inc. se especializa en brindar información Pro-vida, educar e informar. Entre sus muchos logros existen conferencias, seminarios, grupos de trabajo, artículos de prensa y folletos. Al entablar estrecha relación de trabajo con un cineasta cristiano, American Portrait Films (Películas y Retratos Americanos), Crusade for Life obtuvo los derechos exclusivos de varias de las películas Pro-vida más importantes jamás producidas. La primera de las películas dentro del portafolio de Crusade for Life es Assignment Life (Asignación: Vida). Esta película presenta un estudio completo sobre el negocio del aborto en los Estados Unidos de América. La segunda película, Conceived in Liberty (Concebido en Libertad), expone la conspiración del aborto en los Estados Unidos de América. Una tercera película, The Silent Scream (El Grito Silencioso), muestra el aborto del primer trimestre en una pantalla de ultrasonido. Los detalles son explicados por el Dr. Bernard Nathanson, ex-abortista que en la ciudad de Nueva York condujo la clínica de abortos más grande del mundo. Esta película se estrenó en la Casa Blanca de los Estados Unidos de América, durante una conferencia de prensa. El procedimiento de aborto representado en la película se practica en la actualidad de manera exactamente igual. Está película es la más vista del mundo, es disponible en más de siete idiomas y se ha convertido en la mayor pieza informativa Pro-vida.

Para ayudar a las mujeres embarazadas como entender mejor su situación, Crusade for Life ofrece una película titulada Su Embarazo en Crisis.

Esta película es introducida por el Dr. James Dobson, y muestra el amor y ayuda que existen para las mujeres embarazadas en circunstancias difíciles. Como complemento se ofrece un folleto titulado “Lo que todo cristiano debe saber sobre el aborto”.

Para exponer la práctica del suicidio médicamente asistido, o la eutanasia, Crusade for Life ofrece la película, “El derecho a matar”.

Fuerza Especial de la Iglesia

Para enseñar a las Iglesias de los Estados Unidos de América la manera de enfrentar el problema del aborto, Crusade for Life, ha patrocinado un grupo laboral llamado – fuerza especial de la Iglesia. Este grupo centró gran esfuerzo en la producción de una película corta titulada, Querido Pastor”. La película se refiere a la situación de una joven mujer agobiada por su aborto, habla a los pastores sobre los abortos que se llevan a cabo en sus congregaciones, y les insta a predicar constantemente en contra del aborto.

Como ayuda adicional para los pastores de Estados Unidos de América este grupo laboral eclesiástico ha desarrollado un sitio web global que abarca todos los aspectos sobre el tema del aborto en Estados Unidos de América. La dirección de este sitio es www.pastprsprolife.org Aunque la página web fue creada básicamente para los pastores, incluye una sección especial para los miembros de la iglesia. Con esta información los usuarios pueden ayudar a los pastores a presentar la posición Pro-vida.

Para fortalecer al movimiento Pro-vida, en 2010 se publicó una novela Pro-vida titulada “SANGRE INOCENTE – la prueba final de los Estados Unidos de América”. Esta obra imaginativa visualiza la manera en que el aborto en los Estados Unidos de América podría ser llevado a un final definitivo y completo. El autor, Donald S. Smith, LL. D., es también productor de la película El Grito Silencioso, y el fundador de Crusade for Life, Inc.

Sinonimo de Crusade for Life

Crusade for Life visualiza la causa Pro-vida como combinación de las necesidades inmediatas y las necesidades finales. En el futuro cercano Crusade for Life labora para detener el acto de aborto. Esto es más eficaz cuando se logra un acercamiento o comunicación con las mujeres y sus hombres antes de que se produzca un embarazo no deseado. El medio más eficaz para esto está en exponer nuestros folletos y películas tanto a hombres como a las mujeres. Así como también animar a las iglesias cristianas a que estén activamente involucradas en el movimiento Pro-vida. Si los pastores acceden a predicar desde el pulpito en contra del aborto y con constancia los efectos podrían ser prontos y maravillosos.

A largo plazo el aborto, una vez más debe de ser ilegal en los Estados Unidos de América. No existe ninguna disposición constitucional directa para revocar una decisión de la Corte Suprema de Estados Unidos de América. Es de esperar que el tribunal tuviese una nueva audiencia sobre el caso Roe vs Wade, pero ya lo hizo y defendió su decisión original. La única manera de evitar al tribunal es promulgar una enmienda constitucional en contra del aborto. Crusade for Life opina que el movimiento Pro-vida debe trabajar para lograr esta enmienda ya.

Hacer el Aborto en América Ilegal

El Presidente Ronald Reagan firmó una proclamación en 1988, reconociendo al feto como persona desde el momento de la concepción. Crusade for LIfe recomienda que el movimiento Pro-vida acepte este principio valioso y siga adelante. La eficacia de una enmienda constitucional se ilustra con el fin de la esclavitud en los Estados Unidos de América.

La esclavitud en los Estados Unidos de América no terminó con la Guerra Civil. La puerta se abrió por medio de la Proclamación de Emancipación del Presidente Lincoln; sin embargo, se requería otro paso vital. Este paso fue una enmienda a la Constitución Federal de América. A través de las incansables energías de varios legisladores dedicados, el proyecto de ley de enmienda fue aprobado en el Congreso y se congratula por el número necesario de estados. En 1865 la enmienda 13 se añadió a la Constitución, y la esclavitud en los Estados Unidos de América terminó para siempre.

En el tema del aborto, la preocupación fundamental es sí al feto se le considera persona. La importancia constitucional de esta pregunta es que tanto las enmiendas 5 y 14 indican que nadie puede ser privado de la vida sin el debido proceso penal. En otras palabras, en los Estados Unidos de América a nadie se le puede matar arbitrariamente. Sin embargo esto es lo que está sucediendo a millones de niños no nacidos.

La Proclamación Pública del Presidente Reagan establece al feto como persona desde el momento de la concepción.

Crusade for Life insta al movimiento Pro-vida que utilice la Proclamación como fundamento de la enmienda que termina con el aborto.

By the President of the United States of America
A Proclamation

America has given a great gift to the world, a gift that drew upon the accumulated wisdom derived from centuries of experiments in self-government, a gift that has irrevocably changed humanity’s future. Our gift is twofold: the declaration, as a cardinal principle of all just law, of the God-given, unalienable rights possessed by every human being; and the example of our determination to secure those rights and to defend them against every challenge through the generations. Our declaration and defense of our rights have made us and kept us free and have sent a tide of hope and inspiration around the globe.

One of those unalienable rights, as the Declaration of Independence affirms so eloquently, is the right to life. In the 15 years since the Supreme Court’s decision in Roe v. Wade, however, America’s unborn have been denied their right to life. Among the tragic and unspeakable results in the past decade and a half have been the loss of life of 22 million infants before birth; the pressure and anguish of countless women and girls who are driven to abortion; and a cheapening of our respect for the human person and the sanctity of human life.

We are told that we may not interfere with abortion. We are told that we may not “impose our morality” on those who wish to allow or participate in the taking of the life of infants before birth; yet no one calls it “imposing morality” to prohibit the taking of life after people are born. We are told as well that there exists a “right” to end the lives of unborn children; yet no one can explain how such a right can exist in stark contradiction of each person’s fundamental right to life.

That right to life belongs equally to babies in the womb, babies born handicapped, and the elderly or infirm. That we have killed the unborn for 15 years does not nullify this right, nor could any number of killings ever do so. The unalienable right to life is found not only in the Declaration of Independence but also in the Constitution that every President is sworn to preserve, protect, and defend. Both the Fifth and Fourteenth Amendments guarantee that no person shall be deprived of life without due process of law.

All medical and scientific evidence increasingly affirms that children before birth share all the basic attributes of human personality — that they in fact are persons. Modern medicine treats unborn children as patients. Yet, as the Supreme Court itself has noted, the decision in Roe v. Wade rested upon an earlier state of medical technology. The law of the land in 1988 should recognize all of the medical evidence.

Our nation cannot continue down the path of abortion, so radically at odds with our history, our heritage, and our concepts of justice. This sacred legacy, and the wellbeing and the future of our country, demand that protection of the innocents must be guaranteed and that the personhood of the unborn be declared and defended throughout our land. In legislation introduced at my request in the First Session of the 100th Congress, I have asked the Legislative branch to declare the “humanity of the unborn child and the compelling interest of the several states to protect the life of each person before birth.” This duty to declare on so fundamental a matter falls to the Executive as well. By this Proclamation I hereby do so.

NOW, THEREFORE, I, Ronald Reagan, President of the United States of America, by virtue of the authority vested in me by the Constitution and the laws of the United States, do hereby proclaim and declare the unalienable personhood of every American, from the moment of conception until natural death, and I do proclaim, ordain, and declare that I will take care that the Constitution and laws of the United States are faithfully executed for the protection of America’s unborn children. Upon this act, sincerely believed to be an act of justice, warranted by the Constitution, I invoke the considerate judgment of mankind and the gracious favor of Almighty God. I also proclaim Sunday, January 17, 1988, as National Sanctity of Human Life Day. I call upon the citizens of this blessed land to gather on that day in their homes and places of worship to give thanks for the gift of life they enjoy and to reaffirm their commitment to the dignity of every human being and the sanctity of every human life.

IN WITNESS WHEREOF, I have hereunto set my hand this fourteenth day of January, in the year of our Lord nineteen hundred and eighty-eight, and of the Independence of the United States of America the two hundred and twelfth.

Ronald Reagan

Propuesta de Enmienda Constitucional

Crusade for Life acepta en su totalidad la Proclamación firmada en 1988 por el Presidente Ronald Reagan e insta al movimiento Pro-vida a que se una a nosotros. Se presenta aquí una propuesta de enmienda a la Constitución de los Estados Unidos de América:

ENMIENDA 28

SECCION 1. Como se describe en esta constitución, la palabra persona será definida o referida a cualquier y a todos los seres humanos vivientes desde la fertilización (concepción) hasta la muerte.
SECCION 2. El congreso deberá de tener el poder de hacer cumplir este artículo por medio de legislación apropiada.

Ciudadanos interesados son instados a contactar a sus representantes y senadores federales para discutir la enmienda constitucional.



Reverso del folleto.

Para mayor información y recomendaciones sobre la manera de actuar con respecto a cualquiera de los temas descritos en este folleto, contacte a Crusade for Life, Inc.

COMO CONTACTAR A CRUSADE FOR LIFE:

OFICINA DE CALIFORNIA

Crusade for Life, Inc.
18030 Brookhurst Street PMB 372
Fountain Valley, CA 92708

(714) 963-4753

www.crusadeforlife.org

OFICINA DE WASHINGTON

509-886-5200

© 2014 Crusade for Life, INc
Se prohíbe la reproducción parcial o total del contenido o la venta de este folleto por cualquier razón.